martes, 3 de octubre de 2017

Trofolastin, reductor de cicatrices

¿Sabías que se puede reducir el tamaño de las cicatrices? Tras una intervención quirúrgica, tras una cesaría o tras una herida que ha necesitado puntos es normal que aparezca una cicatriz. Para la gran mayoría, las cicatrices son antiestéticas, sobre todo aquellas que son más visibles. Mucha gente busca una forma de reducir su tamaño y también de mejorar su aspecto. Si esté es tú caso, desde FarmaRoy queremos presentarte Trofolastin, unos parches reductores de cicatrices. Estos apósitos previenen y reducen la formación de cicatrices hipertróficas (recientes o antiguas) y queloides. Además, mejorarán su apariencia.

Trofolastin son parches cuya superficie externa es una membrana de poliuretano microporoso para que transpire la piel. En cuanto a la parte interna, es una película acrílica adherente para facilitar su fijación a la piel. Los apósitos tienen un tono crudo similar a la piel por lo que pasarán desapercibidos. Han sido diseñados por especialistas en dermatología. Tienen doble actuación. Por un lado, aumentan la presión sobre la cicatriz. Por otro, mantienen la humedad en la zona de la cicatriz. Ambas acciones harán posible que se actúe sobre las fibras de colágeno.

Modo de uso


Los parches Trofolastin deben ser usados sobre cicatrices cerradas. No pueden estar en contacto con cicatrices o heridas abiertas. Antes de ponerlo, deberás limpiar y secar la zona de la cicatriz así como lavarte las manos. El parche es resistente al agua por lo que podrás dejártelo puesto en tu aseo personal. Reemplazar el parche una vez por semana. El tratamiento dependerá del tipo de cicatriz y de su antigüedad. Esto quiere decir que puede durar desde 2 meses hasta los 6 meses.  

Aplica los parches Trofolastin sobre cicatrices provocadas por quemaduras, por cirugías mayores y menores, caídas o cesarías, entre otros. Están especialmente indicados para cicatrices con relieve. Más allá de utilizar estos apósitos, recuerda proteger las cicatrices del sol. Esto se debe porque tienen tendencia a pigmentarse fácilmente por la exposición solar.

Pueden emplearse durante el embarazo y también durante la lactancia ya que no contienen ningún principio activo. Son parches de poliuretano. Tampoco existe ninguna contraindicación de que sean usados por niños. Lo que no se recomienda el su uso en menores de 5 años ya que pueden despegárselo y metérselo a la boca con el riesgo de que se atraganten.
¿Quieres reducir y mejorar el aspecto de tu cicatriz? En FarmaRoy tenemos a la venta los parches Trofolastin para cuidar y proteger las cicatrices. Evitarán que se pigmenten y por tanto, que dejen marca para siempre. Más información, contacta con nosotros.  

farmaroy.com

Google+ Followers