martes, 31 de octubre de 2017

Protege tu piel del frío

Es muy importante cuidar nuestra piel, tanto del rostro como del cuerpo, ya que cumple una función importantísima en nuestra vida, proteger nuestro organismo del exterior. La piel es la parte del cuerpo que más sufre las inclemencias meteorológicas. En invierno, deberemos protegerla del frío mientras que en verano deberemos protegerla del sol.
La piel está formada por pequeños poros, folículos pilosos y por tres capas (epidermis, capa subcutánea y dermis), y las funciones de la piel son:

  • Proteger los órganos, los tejidos internos e incluso los huesos. Nos protegerá del daño solar, de las bacterias o de los traumas físicos. Es importante mantenerla limpia, hidratada y protegida del sol (utilizar protectores solares durante todo el año). Además, actúa como barrera frente al agua. Evitará que se pierdan nutrientes y minerales.
  • Regular la temperatura: liberará o retendrá el calor dependiendo de la temperatura externa. Cuando tenemos calor, sudaremos para bajar la temperatura. Cuando tenemos frío, los pequeños vasos sanguíneos pueden llenarse de sangre para aumentar nuestra temperatura.
  • Movilidad y crecimiento: tanto la piel como los tejidos que se encuentran debajo son elásticos. Esto hará que nuestro cuerpo pueda crecer y moverse libremente. 
  • Expulsión de los residuos: eliminación de toxinas a través de la piel. 
  • Síntesis de la vitamina D: la piel absorberá la vitamina D procedente del sol. La transformará para que el cuerpo pueda utilizarla. La vitamina D nos ayudará a tener unos huesos sanos y fuertes.
  • Tacto: la piel es muy sensible. A través de ella podremos sentir cambios en la temperatura, el dolor o el tacto suave. 
  • Transpira: es importante utilizar prendas de algodón para permitir que la piel transpire. Además, deberemos limpiar nuestra piel diariamente para eliminar la suciedad acumulada en los poros. Evitaremos la obstrucción de los poros. Por tanto, que nos salgan granitos, puntos negros o espinillas. 

¿Cómo proteger la piel en invierno?:

Las bajas temperaturas pueden causar la sequedad de la piel, provocando tirantez, agrietamiento o descamación, entre otros. Te recomendamos seguir estas pautas sencillas:

  • Proteger la piel del sol. Utiliza protector solar durante todo el año.
  • Hidrata la piel. Os recomendamos usar cremas elaboradas con aceites ya que son más efectivas a la hora de mantener la humedad en la piel. 
  • Cuida tus manos. Aplícate una buena crema hidratante de manos y no te olvides de tus guantes para protegerte del frío. Los guantes mejor de algodón. Es la única manera de evitar las grietas en las manos. 
  • Cuidado con la calefacción ya que puede provocar que la piel se reseque más. 
  • Protege tus labios. Utiliza bálsamos hidratantes ya que la piel de los labios es muy sensible y fina. Se reseca con gran facilidad. 
En FarmaRoy encontrarás todo lo necesario para cuidar y proteger tu piel en otoño e invierno.  


farmaroy.com

Google+ Followers