domingo, 19 de marzo de 2017

HABLAMOS DE CELULITIS.-






En las farmacias, conocemos esta patología, la causa, la formulación de los tratamientos y lo más importante, la prevención.
La celulitis no solo es un problema estético; es un trastorno que, aunque no pone en riesgo al paciente, se produce en uno de los órganos más importante de nuestro cuerpo: la piel. Modifica el contorno y produce molestias en la tercera fase, incluso dolor. Y es justo aquí donde nosotros tenemos un gran papel: prevenir para evitar que llegue a esta fase y, si llega, tratarla hasta que remita el dolor.

Afecta al 90% de nuestras clientes y, en mayor o menor medida, muchas de ellas toman medicamentos como anticonceptivos, fármacos para circulación, fármacos que producen retención de líquidos,  medias de compresión…

En primer lugar, entre todos tenemos que identificar en qué fase se encuentra. Lo podemos hacer a través preguntas como estas:
¿Hay sensación de hinchazón o pesadez?
¿Visualmente como siente la piel?
¿Cuando presiona, se observa “la piel de naranja”?
¿Cuando presiona siente dolor?
¿Toma alguna medicación?

Pues según las respuestas que nos demos a nosotras misma y a la farmacéutica, podremos dividir la celulitis en tres estadíos de desarrollo:

Tipo 1: Edemetasa. Se presenta en la piel de la zona del glúteos, piel blanda, flácida. Se empiezan a marcar los nódulos de grasa solo con la presión.
Tipo 2: Blanda. Afecta a los muslos y glúteos. Se aprecian los nódulos de grasa a simple vista sin presión ( piel de naranja ), la piel esta flácida y se suma la retención de líquidos.
Tipo 3. Celulitis dura. Se suman las características anteriores en la piel, pero esta produce dolor al tacto o presión.


Por último, debemos enfocar los consejos en tres aspectos:

1: Consejos para activar la circulación y favorecer el drenaje, como puede ser:

Comprimidos para la circulación como los de vid roja, los de castaño de  indias, de ginkoo biloba.
Activar la micro circulación.
Guantes exfoliantes.
Aceite corporal drenante.
Tratamientos detoxificantes.
Novosal (sal baja en sodio para etención).
Infusiones o tisanas drenates.
Medias de compresión.

2: Utilizar algún tratamiento reductor: podremos utilizar cremas con cafeína, o con hiedra l.carnitina, Cupulina, Escina…
También se puede utilizar un captador de grasa, como pueden ser comprimidos a base de Chitosan.
3: Intentar conseguir dar firmeza a nuestra piel: podemos ayudar a dar mas firmeza a través de compuestos reafirmantes, antie-dad, con el objetivo de hidratar y mejorar la densidad y la tonicidad el aspecto de la piel. Este objetivo lo podremos conseguir mediante la utilización de nutricosmética: comprimidos colágeno, ácido hyalurónico, Silicio, etc. O tambien la utilización de cremas reafirmantes.



farmaroy.com

Google+ Followers