sábado, 4 de febrero de 2012

LAS FORMAS FARMACEÚTICAS NO SE DEBEN ALTERAR

Cada medicamento se presenta en una forma farmaceútica y dicha forma influye en su actividad.
Por lo tanto no debemos alterar la forma de administración de los medicamentos.
Es muy frecuente esta práctica y es necesario que el paciente comprenda que las formas farmaceúticas no se deben alterar o administrar por formas distintas a las prescritas.
Si bien es cierto que algunos medicamentos, se pueden administar por vías distintas, pero para hacerlo, debemos asesorarnos correctamente por el farmaceútico que es el que conoce el modo de uso de los mismos.
En la practica muchos pacientes pulverizan comprimidos, parten grageas o abren las cápsulas para tomar su contenido. A veces el médico recomienda esto pero bien por una dificultad del paciente  a la deglución, o bien para ajustar mejor la dosis.
Si modificamos el uso de un medicamento, podemos disminuir su eficacia y a veces incluso ser peligrosos.
Los medicamentos comecializados tienen formas farmaceúticas adecuadas para su vía de administración. A veces esa misma forma se puede administrar por otra vía y ser igualmente eficaz. Por ejemplo algún colirio que también se puede administrar para uso ótico, inyectables que se pueden administar por vía oral, etc.

Los comprimidos recubiertos se presentan así por alguna razón; por ejemplo para proteger al principio activo de los ácidos gástricos, para enmascarar su sabor, para controlar mejor su velocidad de acción , etc.En estos casos no se deben masticar ni partir.

En el caso de las cápsulas; las de gelatina dura; estas facilitan su deglución y enmascara el mal sabor.
Las formas farmaceúticas de liberación modificada, son así precisamente para modificar su liberación.Las hay con cubierta entérica que conseguimos así retardar su liberación y las de liberación modificada, que lo que se busca es liberar de manera gradual el fármaco, alargando de este modo su efecto.
Estas formas farmaceúticas no se deben fraccionarse o triturarse, ya que eso rompería el mecanismo que controla la liberación y daría un aporte incontrolado del fármaco.
Existen excepciones como algunos comprimidos ranurados de liberación modificada y algunas cápsulas de este tipo con microgránulos.

Los medicamentos con cubierta entérica nunca se deben triturar porque son con esa forma farmaceútica para aguantar el ph ácido del estómago, que de otro modo no lo podrían atravesar.Así conseguimos que no les afecte este ph y se liberen en el intestino.
Tampoco debemos nunca modificar los comprimidos sublinguales,que son así para liberarse rápidamente y acceder de este modo a la circulación. Evitan de este modo, el paso intestinal y hepático consiguiendo un efecto más rápido.

Los parches tampoco se pueden modificar, ni cortar, ya que podemos hacer que el fármaco se libere de golpe, produciendo una sobredosificación o salirse antes del parche, produciendo una disminución de su efecto.

ES IMPORTANTE RESPETAR, LA VIA DE ADMINISTARCIÓN DE LOS MEDICAMENTOS.

farmaroy.com

Google+ Followers