jueves, 15 de septiembre de 2011

CALLOS , DUREZAS , CALLOSIDADES



Son lesiones hipertróficas del estrato córneo localizadas preferentemente en las zonas que sirven de apoyo y que sufren mayor presión o roces. Se originan por el aumento de la actividad mitótica de la capa basal del estrato córneo como respuesta al roce continuado, generando un elevado número de células epidérmicas ricas en queratina. Este fenómeno, junto al deterioro y muerte celular que genera la isquemia que sufren estas áreas, causa una acumulación de células muertas ricas en queratina que se conoce como «hiperqueratosis plantar».
Se clasifican según su extensión y profundidad. El callo se delimita a un área ósea reducida, generalmente coincidente con las articulaciones, bien delimitada y muy engrosada, en la que se diferencia una parte central, a modo de clavo, que se hunde en dirección al hueso y origina dolor e inflamación. Las callosidades son lesiones no dolorosas y más superficiales, pero de mayor extensión y con una delimitación pobre del área afectada.
El tratamiento tiene como objetivo rebajar la queratosis mediante medios mecánicos y/o químicos. Los agentes queratolíticos son los más empleados para tratar estas lesiones. Por un lado, reducen o eliminan la capa córnea por acción directa sobre la queratina; por otro lado, disminuyen la cohesión de la sustancia cementante intercelular que une las escamas del estrato córneo.
Deben visitar al médico, todos los pacientes que presenten enfermedades crónicas  (diabetes mellitus, insuficiencia vascular periférica, aterosclerosis, etc.) y que por un inadecuado tratamiento de la hiperqueratosis puedan evolucionar de forma desfavorable, así como a todas las personas con durezas o callos muy extendidos o los que cursan con hemorragia o supuración.

farmaroy.com

Google+ Followers